EntreFamosas.com
 ::: Piropos  ::: Cuentos  ::: Canciones  ::: Hot Line  ::: Videos Adultos  ::: Zona xxx  ::: Cocina  ::: Humor  ::: Postales  ::: Wallpapers
 :: Remedios Caseros  :: Citas Célebres  :: El Refranero  :: Clasificados  :: Plantas Curativas  :: Los Minerales  :: Busca Mi Foto
 ::: Menu Famos@s :::
:: Indice del Web
:: Comentarios Famosos
:: Famoso Aleatorio
:: Famosa Aleatoria
:: Deforma a Famosos
:: Top de Votos
:: Top de Comentarios
:: Zona de Adultos XXX
:: Añadir Famos@ Nuevo!!!!
:: Autógrafos Famosos
:: Fotos de Famosos
:: Famosos en tu Email
:: Cumpleaños Famosos
:: Los más Enviados
:: Frases de Famosos
:: WEBS DE USUARIOS
:: Foto Día de Famosos
:: Foto Día de Famosas
 :::RECOMENDAMOS:::
:: Trucos de Juegos
:: Solo Chollos
:: Busca Mi foto
:: Sabes que...
::: Profesiones :::
:: Actrices
:: Actores
:: Actrices y Actores
:: Cantantes
:: Modelos
:: Presentadoras
:: Directores de Cine
:: Productores/as
:: Músicos
:: Futbolistas
:: Tenistas
:: Compositores/as
:: Guionistas
::: Autógrafos :::
A B C D E F G H I J
K L M N O P Q R S T
U V W X Y Z # . . .
 ::: VARIEDADES :::
:: Foro de Famosos
:: Foro de Famosas
:: Foros Generales

 ::: Buscador de Famosas y Famosos - Datos de los Famosos y Famosas
[ Comentarios ][ Fotos ][ Autógrafos ][ Wallpapers ][ Citas Célebres ][ Canciones ][ Piropos ][ Logos y Melodias ][ Adultos ]

[Haz Click aquí para enviar este Famos@ a tus amistades]
 ::: Datos Personales de Hernán Cortés :: 00/00 :: 0000
Hernán Cortés
Nombre: Hernán Cortés Sexo: Masculino
Nombre Real: Hernán Cortés
Nació el: 00/00/0000 en Badajoz, España
Horóscopo: Desconocido » Ver Horóscopo para hoy
Profesión:

 ::: Chorradillas de Hernán Cortés
Estado Civil: Casado Número de Hijos: 0
Medidas: Desconocidas Altura: Desconocida   Peso: Desconocido
Color de Ojos:Marrones Color de Pelo: Castaño
Quieres Saber que fue en Sus vidas Pasadas, o que has sido tu ??, Click Aqui
Web Oficial: Desconocido
Valoración: Muy Inutil Poco Util Util Util Muy Util
Pon tu Voto
Valoración Media: 5.80    Total Votos: 168    Total Envios: 0

 ::: Información acerca de Hernán Cortés
Fue hijo de un hidalgo extremeño, llamado Martín Cortés. Como otros hidalgos, su padre le envió a Salamanca, para que se instruyese. Allí estuvo dos años, y, movido por su sed de aventuras, pasó a América, a la isla de Santo Domingo, llamada entonces "La Española", corría el año 1504. Llegó a ser escribano de la villa de Azúa.
Acompañó a Diego Velázquez a Cuba (año 1511), llegando a ser alcalde de Santiago de Baracoa.
Fue encarcelado, ya que fue acusado de conspirar contra el gobernador Velázquez. Liberado, se casó con la cuñada del propio Diego Velázquez, llamada Catalina Juárez. Diego Velázquez le nombró jefe de la expedición que se estaba montando para seguir con los descubrimientos en la costa de Yucatán, aunque pronto desconfió de él.
Cuenta Bernal Díaz del Castillo, autor de “La historia verdadera de la conquista de la Nueva España”, que un día, un bufón de Velásquez, llamado Cervantes el loco, le dijo a su señor, a la manera de los bufones: “A la gala de mi amo Diego, Diego, ¿qué capitán has elegido? Que es de Medellín de Extremadura, capitán de gran ventura. Mas temo, Diego, no se te alce con la armada, que le juzgo por muy gran varón en sus cosas”.
Hernán Cortés seguía, sin embargo, con los preparativos de la expedición, y debido a su gran elocuencia, dotes de persuasión y sugestión, pronto logró más de 600 hombres reclutados para su causa.
Adelantándose a que le cesase Diego Velázquez, la armada de Cortés partió del puerto de Santiago de Cuba el 18 de noviembre de 1518. Como iba escasa de bastimentos, tuvo que aprovisionarse de éstos en la isla de Trinidad y otros lugares.
Finalmente, el 10 de febrero de 1519, la flota abandonó las costas de Cuba, en 11 naves, con 518 infantes, 16 jinetes, 13 escopeteros, 32 ballesteros, 110 marineros y unos 200 indios y negros de auxiliares de la tropa. Llevaban 32 caballos, 10 cañones de bronce y 4 falconetes. Por capitanes iban Alonso Hernández de Portocarrero (al cual entregó la india doña Marina), Alonso de Ávila, Diego de Ordás, Francisco de Montejo, Francisco de Morla, Francisco de Saucedo, Juan de Escalante, Juan Velázquez de León (éste pariente del gobernador), Cristóbal de Olid y Pedro de Alvarado. Muchos de estos eran veteranos de guerra de Italia. Por piloto principal iba Antón de Alaminos.
El primer contacto con los nativos lo tuvo en Cozumel, donde vió como los indios ofrecían sacrificios a sus ídolos, arrancando el corazón a esclavos o a prisioneros. Esto era lo que más horrorizaba a los españoles.
Destrozó, pues esos ídolos, y puso en su lugar cruces e imágenes de la Virgen María. Por medio del intérprete de entonces, Melchorejo tuvo noticias de la existencia de unos hombres barbudos en poder de ciertas tribus, sin duda españoles capturados, y envió emisarios para rescatarlos. Acudió sólo uno: Jerónimo de Aguilar, que había sido capturado unos años antes, y había aprendido el lenguaje maya que se hablaba en dicha región. Sin embargo, el otro español, un tal Guerrero, no acudió, ya que se había convertido y adaptado a las costumbres indias, tenía esposa y varios hijos, por lo que éstos, seguramente habrán sido los primeros mestizos mexicanos.
Antón Alaminos condujo a la flota hasta la desembocadura del río Tabasco, en donde se encontraron con indios hostiles, pero consiguieron vencerlos, debido al terror que las armas y los caballos causaban en los indios.
Así que los caciques hicieron ofrenda de víveres, joyas, tejidos, y un grupo de veinte esclavas, que luego fueron bautizadas. Entre estas esclavas había una, a la que los españoles llamaron Marina, que seria crucial en la conquista de México. Su gran inteligencia, su dominio de los idiomas maya y náhuatl, su dominio sobre la psicología y costumbres de los indios, y su gran fidelidad hacia los españoles, hacen de doña Marina una de las más extraordinarias mujeres del siglo XVI. Sin ella, seguramente, la conquista se hubiese dilatado una o dos décadas más, y seguramente, con mucha más sangre española.
Doña Marina fue la intérprete, consejera, y amante de Hernán Cortés, al cual le dio un hijo al que bautizaron como Martín, igual que el padre de Cortés. Esta y Jerónimo de Aguilar suplían a Melchorejo, como intérpretes, el cual, se había pasado a los indios, y les había incitado a que luchasen contra los españoles. Vencidos por éstos, le habían sacrificado a los dioses.
En Tabasco, los españoles supieron de la existencia de un país hacia poniente que los indios denominaban “México”. La flota fue, bordeando la costa mexicana, en dirección Noroeste(NO), y un día se presentaron varias canoas indígenas que venían de parte del emperador, llamado Moctezuma, donde les mostró sus armas de fuego, sus caballos, para por una parte amedrentarlos, pero por otra parte trató de ser amable y afable con ellos, hablándoles de paz.
Los embajadores traían pintores, y dibujaron todo lo que vieron con objeto de que su gran señor fuese informado fielmente y viese como eran estos “teules”.
El embajador azteca volvió con grandes presentes de joyas y objetos preciosos, pero Cortés seguía insistiendo en visitar a su emperador. Este volvió denegando el permiso para dicha visita. En esta, vinieron otros indios, procedentes de Cempoala, donde les dijeron a Cortés que eran enemigos de los aztecas, y querían que los españoles les ayudasen a sacudirse del yugo azteca, por lo que Cortés dedujo que esto le facilitaba sus planes, ya que el poderoso señor tenía enemigos. Dedujo, pues, que cultivando las rencillas y odios que existían entre los diferentes pueblos indios, y, a su vez, con el prestigio que habían adquirido como ”teules”, es decir, semidioses, podía apoderarse de las riquezas, que sin duda había, como habían demostrado los diferentes presentes que los enviados del gran emperador Moctezuma les habían donado. Para ello, tenia que imponer su voluntad y su mando sobre la facción del gobernador Diego Velázquez, los cuales sostenían que Cortés no tenia autorización para poblar, sino para rescatar, descubrir, y que deberían volver a Cuba terminada la expedición. La mayoría de los capitanes y la tropa se oponían, ya que husmeaban las riquezas que le esperaban en Tenochtitlan. Así que el campamento donde estaban lo transformaron en una colonia, o pequeña ciudad, a la que pusieron el nombre de Villa Rica de la Vera Cruz, por haber desembarcado los españoles en aquel paraje un Viernes Santo. Los nuevos pobladores rogaron a Cortés que se proclamase capitán general, sin depender de Velázquez, que no tenia mando sobre aquellas costas, sino directamente del rey, y, haciéndose de rogar, aceptó el cargo. Se nombraron alcalde, regidores, alguaciles, tesorero y alférez, consumando, pues, la desvinculación de la autoridad del gobernador de Cuba sobre la expedición.
Llegaron noticias de que Diego Velázquez había conseguido por sus valedores en la Corte el nombramiento de adelantado de Yucatán, por lo que envió para contrarrestar estas influencias a sus fieles Portocarrero y Montejo con lo mejor del botín recaudado, para conseguir el nombramiento para Cortés. Y para evitar, deserciones, motines, y levantar el ánimo, tomó una decisión fundamental, de cortar toda la retirada a los indecisos, es decir, mandó quemar o hundir las naves, quedando la frase como “quemar las naves” similar a la de “pasar el Rubicón”, como impedir toda posibilidad de retroceso o de huida. Así pues, Cortés ponía a toda su tropa en la única disyuntiva de seguir hacia delante, en una de las epopeyas más grandes en la historia de la humanidad, de que un grupo de unos cientos de hombres, se apoderasen de todo un imperio poblado por millones de personas.
La marcha hacia el interior del continente se produjo el 16 de agosto de 1519. La primera sorpresa fue el cambio de clima de las tierras altas, ya que era frío, en comparación con el clima de la costa y de las islas, así como ver los valles fértiles existentes en el interior. Al paso por Tlaxcala, los españoles derrotaron a estas tribus el 5 de septiembre de 1519, y consiguieron aliarse con ellos para ayudarles a liberarse de la opresión azteca. Cortés se detuvo varias semanas en Tlaxcala, que según los cronistas, recordaba a Granada por la frondosidad de sus vegas. Los tlaxcaltecas se unieron en varios millares en la expedición hacia Tenochtitlan. Al paso por Cholula, que eran vasallos de Moctezuma, éstos después de un grandioso recibimiento, quisieron hacer una emboscada y aniquilar a los españoles. Una anciana, que quiso salvar a Doña Marina, cometió la indiscreción de confiar a ésta lo que tramaba su pueblo. Sin demora, doña Marina puso en conocimiento a Cortés de la traición que se avecinaba, y adelantándose a los indios, los españoles les infligieron un durísimo castigo.
A la entrada de la ciudad, realizada el 8 de noviembre de 1519, se produjo el encuentro de Moctezuma y Cortés, haciendo de intérprete doña Marina. Moctezuma, creyó en todo momento que los españoles eran los enviados del Dios que vendrían del Este, y además cayó bajo el poder de seducción de Cortés. Los españoles fueron hospedados en el inmenso palacio del padre de Moctezuma, pudiendo entonces admirar la grandiosidad de aquella ciudad, por ejemplo la plaza de su mercado era más del doble de grande que la plaza de Salamanca. Los españoles se dieron cuenta de su debilidad y Cortés tomó una decisión tan osada como la quema de las naves: apoderarse de la persona de Moctezuma. Un incidente ocurrido en los alrededores de Veracruz, donde Juan de Escalante fue muerto, y un soldado llamado Arguello hecho prisionero, sacrificado, y su cabeza enviada al emperador. Cortés exigió que los caciques autores de la agresión fueran castigados, y a Moctezuma le exigió que fuese a vivir con los españoles, es decir, tenerlo como rehén. Consiguió también, que, Moctezuma se declarase vasallo de Carlos V. La situación, sin embargo, se estaba poniendo muy difícil, ya que la clase sacerdotal y los nobles, estaban conjurando para liberar a su señor y aniquilar a los españoles.
En esos días se recibió la noticia de la llegada de 18 navíos, creyendo al principio que eran refuerzos del emperador, mas enseguida se supo que eran tropas mandadas por Diego de Velázquez para castigar a los rebeldes. Estas tropas estaban mandadas por Pánfilo de Narváez. Y, para colmo, pusieron sobre aviso a Moztezuma de que Cortés era un rebelde a su rey, y que lo matase. Así que Cortés no tuvo más remedio que dejar una guarnición de poco más de un centenar de españoles en Tenochtitlan al mando de Pedro de Alvarado, y él con trescientos españoles y varios cientos de indios salir al encuentro de las tropas de Narváez. Cortés, a la postre, consiguió vencer, e hizo prisionero a Narváez, y las tropas de éste, se pasaron en masa a Cortés.
Mientras, en Tenochtitlan, Alvarado había cometido una matanza de indios, cuando éstos estaban celebrando la fiesta de Tóxcatl (quinto mes, de los 20 que tenía el calendario azteca), en honor a Tezcatlipoca, aunque algunas fuentes hablan también de culto al siempre presente Huitzilopochtli. La población, lógicamente, se rebeló, y los castellanos se tuvieron que refugiar en los alojamientos del palacio. Parece ser, que, en la tensión de aquellos días, Alvarado veía conjuras por todas partes y quiso anticiparse haciendo una matanza de indios. El 24 de junio de 1520, el ejército de Cortés entraba nuevamente en la ciudad. El hermano de Moctezuma, Cuitláhuac fue liberado para que gestionase la pacificación, pero lo que hizo fue todo lo contrario y se unió al jefe de los caciques, llamado Cuauhtémoc, para aplastar a los españoles. Cortés consiguió que Moctezuma tratase de apaciguar y que dejasen salir a los españoles de la ciudad, pero, por el contrario, fue herido de muerte por los propios indios. Los sitiados, pues, veían disminuir el agua, las municiones y toda clase de víveres. La única salida era la retirada. Esta la hicieron en la lluviosa noche del 30 de junio al 1 de julio de 1520, conocida como “noche triste”. En aquella retirada, cayeron buena parte de los castellanos, además de perderse gran cantidad de piezas de artillería y de caballos, así como gran parte del tesoro que se transportaba. El 7 de julio, cerca de Otumba, se dio una batalla, en donde los indios aztecas fueron derrotados y huyeron en desbandada. Los de Tlaxcala siguieron fieles a Cortés, y éste pudo conseguir un gran ejército para reconquistar el imperio azteca, terminando con el asedio y destrucción de Tenochtitlan. El día 13 de agosto de 1521, fue preso Cuauhtémoc, el cacique azteca y la entrada en las ruinas de la ciudad.

 ::: Curiosidades sobre Hernán Cortés
[ Comentarios ][ Fotos ][ Autógrafos ][ Wallpapers ][ Citas Célebres ][ Canciones ][ Piropos ][ Logos y Melodias ][ Adultos ]
Famos@ Diario
Recibe Famos@s en
Tu E-mail:


Emaildiario.com Informacion en tu Email

Subir Subir Este web contiene fototografías no recomendadas para menores de 18 años. Subir Subir
Recetas de Cocina Felicidades!!! Webservicio Líneas 902 La Mujer Online
Busca Mi Foto Centralitas Virtuales Mis Apellidos ¿ Eres Curioso/a ? Mis Poemas
No Te Cases Busca Piropos Envia Postales Email Diario Busca Profecias
Citas Célebres El Refranero Busca Cuentos Plantas Curativas Busco Acertijos
Miles de Fotos Miles de Videos Super Contenidos Miles de Juegos Fondos Sexy
Todo Esoterico Buscahoroscopo Mundo Mitológico Fuentes True Type Ideas de Hogar
Busca Periódicos Postal Rápida Movil Adictos SMS Gratis Wallpapers
De Todo Un Poco ¿ Buscas Algo ? Truco Landia Remedios Caseros Solo Chollos
Encuentra Amigos Chistes Gráfico y Chistes Tu Bitácora GRATIS Tu foro GRATIS Estrenos de Películas
Hipoteca Ideal Líneas 800 Llamadas Internacionales Lineas 902 Profesionales Llamadas Nacionales
Teleoperadoras Grabación de Llamadas Encuestas Telefónicas Botón de llamada SMS Premium
Recargar Móvil Control de correo Numeración 900 Números 800 Enviar Fax
Números 902 Centralita Telefónica Fax por internet Radio Online Avisos SMS
Grabar Locuciones Atención telefónica Buscar Teléfono Contestador automático Buzón de voz
Buzón de voz Online Faxes por email
Al visitar estas páginas, se entiende que acepta los Terminos y Condiciones de nuestros servicios y es mayor de edad en su Pais.
Utilizamos cookies propias y de terceros para proporcionarte un mejor servicio. Al hacer uso de esta web, aceptas los términos de acuerdo con nuestra política de uso y política de Cookies. ACEPTO